Durante nuestra estancia en la casa rural Finca Huelva decidimos pasar un día de excursión por el norte de Huelva para visitar la Gruta de las Maravillas, en la ciudad de Aracena.

Salimos muy temprano de la Redondela por la A-49 y nos encaminamos hacia nuestro objetivo final la Gruta de las Maravillas, el tiempo que se tarda en llegar es de una hora y treinta min. aproximadamente.

El camino hasta la gruta se nos hizo ameno, pues realizamos varias paradas interesantes, a una hora de camino paramos en Rio Tinto, parada obligada, para visitar sus famosas minas.

Ya desde la Edad del Cobre comenzó su desarrollo, pasando por los romanos, pero es con la llegada de un sueco en el siglo XVIII que realiza los primeros estudios científicos de la zona cuando empieza su explotación.

En 1873, un consorcio británico compra las minas al Estado Español por 92 millones de pesetas y funda la Rio Tinto Company Limited  es cuando tiene su gran explotación. Oro, plata, cobre, piritas y calcitas fueron el motivo de la explotación. En 1954 vuelven las minas a manos españolas.

Después de más de cinco siglos de explotación nos encontramos a nuestra llegada con un escenario de paisajes multicolor a cielo abierto, hoy en día abandonado y silencioso y perfectamente detectable la mano del hombre en un escenario impresionante.

Una de las actividades que más nos gustó en nuestras vacaciones fue el recorrido por la mina en un tren del siglo XIX con sus preciosos vagones de madera y su máquina a vapor durante 12 kilómetros, siguiendo el trascurso del rio tinto.

Atravesamos túneles, puentes y un rio rojo impresionante debido a la cantidad de metales pesados como el cobre y el hierro que hay en él.

Dentro del tren te van explicando la historia de las minas y curiosidades como que:

“Pese a la acidez y condiciones tan adversas para la vida, se ha descubierto que en él habitan algas y hongos, así como una serie de microorganismos capaces de vivir sin oxígeno. Este hecho ha llamado mucho la atención a la propia NASA, que acudió a Rio tinto para analizar cómo era posible esto con el fin de estudiar ciertos paralelismos con el planeta Marte”.

Después de nuestro paseo en el tren hicimos la visita a las minas de Peña del Hierro con nuestros cascos y linternas como auténticos mineros paseamos por unos 200 m de recorrido.

Nos comentaron que podíamos visitar el barrio Ingles que fue habitado por los directivos de la explotación minera, y allí que fuimos, entramos en la famosa casa 21 recorriendo sus salones, cocinas, dormitorios, etc. Típicas casas inglesas de corte bizantino.

Podemos concluir nuestra visita a las minas con la visualización de paisajes verdaderamente marcianos y espectaculares y nada que hubiéramos visto antes, es como sentirte en el planeta Marte, con el gigantesco cráter de colores, rojizos, ocres, azulados, verdosos, etc.  hacen del lugar un escenario misterioso, aconsejable visitar.

Después de esta acertada parada en las minas, iniciamos camino hacia la gruta de las maravillas para lo primero descansar de nuestra apasionante mañana por las minas y en apenas 30 min llegamos a Aracena.

Aracena es un municipio español de la provincia de Huelva con una población de 8048 habitantes, se encuentra en la serranía que da su nombre, la cual forma parte de Sierra Morena.

Esta ciudad es muy conocida también por su afamado Jamón de Jabugo con denominación de origen que se produce en toda la comarca.

Pudimos descansar de nuestra deslumbrante mañana y comer fenomenal y a buenos precios y por supuesto no dejamos de probar el jamón de bellota 5J, además ofrecen variedad de platos entorno al cerdo ibérico como el solomillo, secreto, pluma y otros platos típicos como las migas, los revueltos de espárragos trigueros, el gazpacho de invierno etc.  Y como no, postres riquísimos con el membrillo siembre en su carta, además de las natillas, compotas, potaje de castañas, etc.

Después de nuestro merecido descanso y reponer fuerzas, nos pusimos en marcha hacia nuestra meta por la   calle Pozo de la Nieve, es una de las más emblemáticas y significativas de Aracena. Desde la plaza de San Pedro asciende hasta los accesos del castillo. A medio camino, encontramos el acceso a la Gruta de las Maravillas.

Un arroyuelo-fuente, derivado de los numerosos manantiales que brotan de los montes cercanos, desciende por medio de la calle Pozo de la Nieve, y hace que la subida sea casi un sin sentir, viendo como fluye el agua por el arroyuelo además está rodeada de soportales blancos que llevan a la ermita de San Pedro y a la oficina de información y Turismo El nombre de la calle   se inspira en una de las primeras denominaciones que recibieron las formaciones de la Gruta de las Maravillas.

Nos encontrábamos en la entrada de la Gruta de las Maravillas, objetivo principal de nuestro viaje, fueron descubiertas a finales del siglo XIX, son un hallazgo casual durante unas prospecciones en busca de nuevas minas, aunque otros dicen que fueron descubiertas por un pastor, fue en 1914 cuando se abren al público por primera vez.Gran Salon

Los carteles de la entrada rezan que no se puede hacer fotografías en su fresquísimo interior, la visita es guiada a un precio 9€/pax. La duración es de 1h aprox.

Los horarios: Todos los días, de 10:00 a 13:30 h. y de 15:00 a 18:00 h.

Cerrado: 24, 25 y 31 diciembre, 6 de enero.

La galería se encuentra en tres niveles conocidos y tienen más de dos km. de grutas hasta 100 m bajo tierra de los que se recorren andando 1,2 km. Por las entrañas de la montaña.

Es una cavidad freática originada por la acción erosivo disolutiva de las aguas sobre las rocas calizas del cerro del Castillo, dimensionadas a lo largo de un recorrido circular, la abundancia y la variedad de formaciones calcáreas, estalactitas, estalagmitas, columnas, gours, coladas, pisolitos, excéntricas, cortinas, etc. arrulladas por el silencio del agua de sus lagos hacen de la gruta una Maravilla como su nombre indica.

La belleza de los lagos, la amplitud de los espacios y la coloración de las variadísimas formaciones de estalactitas y estalagmitas constituyen un conjunto excepcional.

Desde el salón de entrada se desciende por una escalera y desde lo alto del acceso se contempla, en toda su belleza y magnitud la Sala de las Conchas, una breve galería conduce hasta el Salón de los Brillantes. Por una corta escalinata se desciende al Salón del Gran Lago.

Siguiendo hacia delante se puede observar el Salón de la Esmeralda, el Salón de la Cristalería de Dios y el Salón de los Desnudos.

Todo este recorrido a una temperatura constante que se mantiene durante todo el año y oscila entre 16 y 19 grados centígrados. La humedad relativa del aire varía entre el 98 y casi el 100%.

Nos encantó porque es un manantial de belleza inagotable, forjada por el tiempo sobre la propia naturaleza, con ayuda de elementos tan sencillos como el agua y la piedra.  El tiempo que estuvimos aproximadamente una hora, se nos pasó como cinco minutos, pues observar estas formaciones maravillosas hacen el tiempo se detenga.

Nuestro día de vacaciones por el norte de Huelva terminó en Jabugo a 20 min de Aracena disfrutando del mejor jamón de pata negra de España. Cuando llegamos a la casa rural Finca Huelva de nuestra excursión por el norte de Huelva solo deseábamos   descansar en su agradable porche, después de un baño relajante en la piscina.

Os dejo aquí enlace con información sobre la Gruta de las Maravilla